Inicio Foros Hackear la Pandemia Telar Narrativo – 06 de Junio 2020

  • Este debate tiene 0 respuestas, 1 mensaje y ha sido actualizado por última vez el hace 1 año por ning1no.
Viendo 1 entrada (de un total de 1)
  • Autor
    Entradas
  • #765
    ning1no
    Superadministrador

    #HackearLaPandemia 09

    Puedes ver las prácticas narrativas en https://hackeocultural.org/hackearlapandemia

    #01 – 11 de Abril: https://hackeocultural.org/telar-narrativo/debate/telar-narrativo-11-de-abril-2020/
    #02 – 18 de Abril: https://hackeocultural.org/telar-narrativo/debate/telar-narrativo-18-de-abril-2020/
    #03 – 25 de Abril: https://hackeocultural.org/telar-narrativo/debate/telar-narrativo-25-de-abril-2020/
    #04 – 02 de Mayo: https://hackeocultural.org/telar-narrativo/debate/telar-narrativo-02-de-mayo-2020/
    #05 – 09 de Mayo: https://hackeocultural.org/telar-narrativo/debate/telar-narrativo-09-de-mayo-2020/
    #06 – 16 de Mayo: https://hackeocultural.org/telar-narrativo/debate/telar-narrativo-16-de-mayo-2020/
    #07 – 23 de Mayo: https://hackeocultural.org/telar-narrativo/debate/telar-narrativo-23-de-mayo-2020/
    #08 – 30 de Mayo: https://hackeocultural.org/telar-narrativo/debate/telar-narrativo-30-de-mayo-2020/
    #09 – 06 de Junio: https://hackeocultural.org/telar-narrativo/debate/telar-narrativo-06-de-junio-2020/
    #10 – 13 de Junio: https://hackeocultural.org/telar-narrativo/debate/telar-narrativo-13-de-junio-2020/

    A partir del texto Estrategias Narrativas en tiempos del COVID-19, iniciamos un espacio virtual para discutir y cuestionar el discurso hegemónico de la Pandemia y encontrar antídotos narrativos para responder a las necesidades de nuestras comunidades. La semana pasada nos cuestionamos acerca del racismo como cultura y no puedo respirar.

    El sábado 6 de Junio a las 11h CDT (11h Ciudad de México, 10h Guatemala, 13h Buenos Aires, 18h Berlin) será la 9a sesión con el tema: “Las resistencias en tiempos de Pandemia”. Convocamos a quienes quieran sumarse a la compartencia y traer por escrito (o el formato de su preferencia) una reflexión sobre el tema.

    El futuro es un territorio a defender

    Link llamada meet.jit.si/hackearlapandemia

    Minuta
    Presentación de la iniciativa hackear la pandemia
    Presentación general de lxs asistentes
    Desde dónde estamos conectados
    Responder a la pregunta: cerca de ti, qué resistencias organizadas se reactivado en tiempos de pandemia y qué estrategias están usando

    Andrea (Guatemala)
    MakersGT
    Ollas comunitarias
    Entre nosotras nos cuidamos

    Pao – Estaría muy bueno considerar cómo están en México acentuándose las violencias policiacas. En los últimos dos días que han habido actos de violencia y represión en Jalisco. Hacer una denuncia virtual. Cómo están actuando estas fuerzas del orden.

    Lucy – Jalisco MX – Las últimas dos semanas han sido muy peculiares. No se explican sin esta pandemia. Nos enteramos del asesinato de un albañil porque lo levantaron por no usar cubrebocas y porque los estaban grabandeo. Lo asesinaron, le metieron un balazo. Mi cuidad es muy conservadora, racista. Empezó a haber mucha preocupación al respecto, movilizaciones en tiempos de pandemia. Se organizó una protesta el día de antier. Fue un momento en el que la policía dejó todo tipo de destrozos por varias horas, para tener un motivo para llevárselos. Ayer intentamos sacarlos, nos movilizamos. No es muy sabido que la gente estaba llegando a la manifestación, policías vestidos de civiles. Gente muy armada con armas tipo militar se los llevaron. Los desaparecieron por varias horas, los fueron soltando madreados, distintas colonias, periferias, tlajomulco, tlaquepaque, zonas peligrosas. A las chavas las amenazaron, de que las iban a violar. A los chavos los amenazaron. Nos faltan 19 personas que no aparecen. Estamos muy incomunicados, no podemos hacer cuerpo y hacer fuerza, pero estamos viviendo el nivel de represión que no vivíamos desde hace decenas de años. Momento raro de resistencias, nos hemos estado organizando mucho. Le pedimos a la gente en la manifestación que gritaran los nombres de nuestros amigos, ha habido mucha organización en redes, muy eficiente. Se desprecia a veces. Sabemos que va a ser complicado manifestarse, va a ser muy complicado y hay miedo en el aire.

    Palbo Gamboa – Bridges, puentes en Colombia. Formo parte de una asociación de economía solidaria LGBT. Fuimos mapeando a quienes más lo necesitaban en esta crisis. En la dinámica del sistema actual, fue aportar una ética del cuidado comunitaria. Otra iniciativa que me parece muy importante, se pusieron mesas donde unas personas podían dejar cosas y otras podían tomarlas: «si te sobra algo dona, si te falta algo toma». En las puertas de los edificios se hacían, formas de resistencia autogestionadas, no requerían muchos recursos ni una coordinación muy sofisticada. Una forma de solidarizarse muy sencilla, evidentemente es dificil hacerle seguimiento. Pero siempre son útiles y pueden ayudar, es una forma de resaltar la solidaridad y al mismo tiempo ayudar a mitigar el problema grande. Eso surgió muy al inicio de la pandemia, en la memoria de varios ejercicios de confianza ciudadana que se han hecho en el país.

    Camilo en Bogotá, Colombia – Esta es mi segunda sesión. QUiero compartirles algo que no fue abanderada por una organización de la que formo parte, pero puede complementar la visión de lo que nos estaba compartiendo Alejandro. En colombia la situación no es nada fácil, no hay que romatizar la economía solidaria. Así como en varios países latinoamericanos tiene una estructura estatal muy ausente. Hay que responsabilizar al Estado como un Estado violento y de acción con daño, que no ha sido capaz de adaptarse a las circusntancias. Paulatinamente maneja unos discursos muy acercados a la vida sagrada, al respeto por las diferencias, escuchamos más estos discursos pero son economías que no ponen al centro la redistribución de la riqueza. Se han tomado medidas en las capitales. El recrudecimiento de la violencia, la militarización, la situación de pobreza y hambre es cada vez más fuerte. Veía ayer una noticia muy triste, después de 43 años por fin pudieron tener camas de hospital en algunas zonas del país. Hay una racialización de la pobreza. Una de esas iniciativas interesantes es la de la red trans, las iniciativas relacionadas con la diversidad. Una agrupación de mujeres trans.

    Lyn de Cd Guatemala GT – Quiero hacer un énfasis en las alternativas de cultivo en las ciudades, que evite que comamos comida industrializada. Tomé la palabra porque yo quería decir para tomar prestaditas estas palabras: para quienes comieron miedo y escupieron coraje, nunca lo dejaron. EN la guerra cuando se llevaron a nuestros compañeros, también gritaron sus nombres. Tan inhumano ese momento, quiero decirle a la compañera que nos compartió, que nos solidarizamos profundamente. Que tejemos y sentimos nuestro lo que pasó ahí. Tenemos que seguirlo tejiendo. Hay momentos que se sienten muy oscuros pero después de la tormenta sale el sol.

    Ivonne, Uruguay. Transformaciones que van desde sguridad social. Las posibilidades de protesta que teníamos también están siendo emanzadas. El bloqueo contra los aumentos salariales. En el momento de la pandemia, lo único que ha podido mantenernos en cierta seguridad es que teníamos un sistema de salud bastante bueno que no les dio el tiempo de desmantelar. Hay muchas prácticas de la derecha que están haciendo estragos más allá de la pandemia. Entre las prácticas interesantes que se han activado y por suerte están presentes tiene que ver con la solidaridad, las ollas populares, los colectivos LGTBI, acá los colectivos trans de mujeres y varones tienen ollas populares. Las prácticas solidarias y la razón por la qu eme conecto, quisiera poner sobre la mesa. El hecho de hackear la pandemia no solamente implica el hacer sino también el pensar desde un lugar diferente, pensar e imaginar formas diferentes de hacer las cosas. Pensar la producción de alimentos. Pensar lo que deseamos, estamos poniendo toda nuestra energía en detener el avance de las prácticas fascistas y de la derecha, no tenemos la capcidad en poner energía en pensar un futuro diferente. Ese es el virus más complejo al que nos estamos enfrentando. No tenemos la capacidad de pensar dónde queremos estar, proyectar nuestro futuro y pensar más adelante. Lo que nos está viniendo encima es tan grande, este espacio podría ser muy útil en podernos pensar dónde queremos estar.

    Andrea GT – El ejército masacró a las comunidades durante la guerra. Hacemos arte y resistencia para la defensa del territorio. Cada año conmemoramos las masacres en algunas comunidades, en este momento es muy duro, qué hacemos para trabajar nuestra memoria en un momento donde está prohibida la movilización. Lo que hacemos en estas comunidades mayas es una gran caminata, con música y mensajes contundentes. Había que hacer un ejercicio de creatividad. Cómo no dejamos que el momento de la pandemia, la lucha por la memoria desfallezca. Lo que hicieron nuestros compañeros en Panzós, fue la de hacer trifoliares y cuñas radiales, salir con una motocicleta y entregando folletos a las personas para actualizar sobre lo que está sucediendo, se escuchaban mensajes y palaras de los sobrevivientes. Fue una forma muy bella de encontrar cómo levantar la voz en tiempos de pandemia. Han habido estas formas muy hermosas a pesar del encierro.

    Paloma, Jalisco MX – Que pongan antención en lo que está pasando en México, desaparición por parte de los policías, tenemos un historial de desapariciones. NO me gustaría que se tuviera que articular un movimiento apra encontrar desaparecidos. La organización en redes está siendo muy efectiva. Estamos viviendo la época de contagios más ruda, es muy fuerte porque muchos chavos que están cansados de los mismo, salieron a protestar por eso y lo menos grave que les puede pasar es que se contagien, lo más grave es que los desaparezcan o los asesinen. Que pongan tención. Les pedimos estar mirando.

    Hix, estuve en amatlán muy cerca de tepoztlan en morelos. La comunidad se organizó para hacer un cerco sanitario para evitar que hubiera acceso a la comunidad. Este cerco ya se levantó. Este tipo de iniciativas tuvieron un acercamiento entre pobladores, personas que han crecido por varias generaciones y personas que son residentes que han llegado hace poco. Rescatar estas cosas que trascienden la temporalidad, me llama la atención que se retomaron propuestas de intercambios de semillas. Hoy no puedo salir a manifestarme porque no quiero poner en riesgo a mi familia, a las personas mayores. Veo la enorme problemática que hay en Jalisco, es momento de sacar nuestros mejores ases bajo la manga, la creatividad, la unión local y solidaria. Agradecerles al espacio y al tiempo que toman cada quien.

    Paola – Es la segunda vez que está en esta iniciativa. También estoy en México y no quisiera abundar demasiado, pero quisiera mencionar otra forma de violencia que se está expresando: acoso a periodistas, también hay formas de resistencia que se están tratando de oponer a estas narrativas. Se está tomando de pretexto la pandemia y el encierro para fortalecer las estructuras de desigualdad que ya estaban aquí. Hay que poner atención a las formas de articulación que se están dando en estos momentos.

    Itzi desde Morelia, MX – Una de las organizaciones qeu está activa es una organización de casa de estudiantes. Son pocos los estados donde aún hay casas de estudiantes, donde los estudiantes pueden vivir. ALgunos vienen de comunidades rurales a estudiar a la universidad y estas casas son acesibles. Una de esas casas que ha tenido un caminar de mucha autocrítica y mucho soñar y poner en construcción lo que deseaban y desean, siguen manifestando. Se cuestionan las prácticas. Antes era la Casa Lenin, un nombre marxista, pero empezaron a abrir sus perspectivas. Durante la pandemia les sacaron de la casa, le pusieron otro nombre, los sacaron los del sindicato. Estuvo muy culero. Frente a este golpe hubo un bajón de queines veníamos caminando juntos con esta casa de estudiantes. Esta casa cuestionaba un montón la educación, hospedó a Marichuy. Son muy amigos de personas que están defendiendo un mananitial en Morelia. Ahora decidieron irse cerca del manantial, están construyendo una casa de adobe, es esperanzador ver que el despojo de un edificio no les despoja de sus sueños y de su andar. Independientemente se va a seguir con el proyecto, un huerto en la azotea, una milpa. La universidad ha tenido un corte de presupuestos.

    (Perdón jajaja es que me desconectó, estaba tomando estas notas)

    D0k – Participo en un proyecto en el sur de la ciudad de méxico. He podido recorrer la ciudad, me he dado cuenta de esta cosa de resistencia. Gente que está haciendo las compras por otras, quienes pueden ir a la central de abastos y lo hace por otres. Saben que lo que está ocurriendo rebasa la cuestión del gobierno, de ofrecer esta estructura de seguridad, de salud. Eso dentro de las colonias, las colectividades organizadas, desde mi experiencia organizativa con colectividades de la sexta. COmo cuaderno común estamos trabajando con la red que se llama raíz Red de Apoyo Iztapalapa Sexta. Nace hace dos años en el marco de los trabajos para que Marichuy fuera candidata independiente. Ahora nos encontraamos trabajando en varias cosas, estoy en la comisión de salud que se está formando. Está intentando hacer varias cosas en esta situación de salud que es apremiante. Se va a dar hoy un encuentro de redes que está convocando el CNI, se están activando resistencias cerca de mi.

    Eve CDMX México – Desde la colonia portales. Trataba después de escucharles a todes, comparto la rabia, se me quiebra la voz se me vienen las lágrimas. Pese a todo lo culero que está pasando a nivel mundial, a veces es difícil ver esas resistencias organizadas. Resistencias exsiten de multiples formas. A veces no se pueden ver. Gana lo culero, gana el dolor, no hay que negarlo pero también es necesario los oasis, de respiro y de esperanza. Este espacio ha significado eso para mi. Tratar de sobrellevar este dolor que siento. Trataba de ver las resistencias al rededor de mi, pertenezcas a una colectiva, aunque parezca que no, son resistencias. Apoyarle a la vecina de al lado, cómo le entramos al quite. Resistencias de carnalas cercanas. Nos gusta estar en la calle poniendo el cuerpo, pero ahora nos e puede. Cuáles son los riesgos de salir en tiempos de pandemia. Si te vas a contagiar se tiene que hacer la cuarentena. Hay quienes viven con familia o población sensible. En la medida de evaluar sus circunstancias, también se trata de ver cómo vamos a poner el cuerpo. Los gobiernos opresores es su táctica, el control, la brutalidad. Qué tenemos miedo, a contagiarnos? a contagiar a otras? Pienso en las compas que siguen ahí poniendo el cuerpo, muchas jovenes que andan en los 20 años y pese a todo se siguen organizando y haciendo calle. Tejíendonos, rolar información, resistir. Sabemos que la pandemia va a estar aquí por un rato, pensar en qué podemos hacer. Yo joven salgo y me da, pero qué pasa con todos los otros cuerpos qu eno pueden parar. Todos los que estamos aquí estamos viviendo mucho dolor. Hasta qué punto, cuál va a ser nuestro límite, el temor que vencer para salir a las calles por este confinamiento obligado. Les abrazo a todes.

    Jorge Guatemala. El trabajo que hacmeos con el pueblo KEQCHI, estamos tratando de llevar las prácticas de una comunidad a otra que son útiles en tiempos de crisis. Tienen un centro de salud comunitario, cuando hay una enfermedad, cuando hay una necesidad. También resuelven los entierros de manera colectiva. Son formas de resistencia que le permiten a los pueblos seguir resistencia. También la agroecología es una posibilidad. La gente está pensando en qué comen, solo pueden hacer una o dos comidas al día, no se pueden preguntar cuando salen a manifestarse. Tener alimentos, es lo más básico de la resistencia. Para mi es importante estos planteamientos, no son paliativos al sistema, la economía solidaria que se quiere practicar, son formas de hacer de resistencia al sistema. No resistencia para evadirlos, sino para tener los recursos necesarios para seguir promoviendo los cambios que se necesitan. Otra forma de resistencia, cambiar las narrativas, este hackeo ayuda a contener la balanza ante una cantidad de campañas que hacen ver al covid como un desastre y no como una consecuencia de este sistema.

    Iván, Cd Guatemala GT – Una resistencia que está cerca de mi corazón. Una organización en Verapaz. La resistencia hí no es nueva, siempre ha existido, la ausencia de Estado y de derechos. Hace varios años que hemos estado trabajando ahí, respecto a la crisis algo que me ha marcado mucho. Haber tenido esta organización tantos años operando. Los niños que empezaron ahora son jovenes que se están vovliendo activistas solidarios. Una de las resistencias es que los primeros en riesgo en esta crisis son los ancianos, que dependen ahora de los hijos o de otras personas. No tienen la opción de buscar otras fuentes de ingreso. Lo primero que se hizo fue conseguir víveres, y empezar a repartirlos. El no quedarse quietos, buscar la forma de ayudar al otro. TOdos los que estamos involucrados nos hemos organizado, ahora se ha hecho de manera más eficiente. Vecinos que recaudan fondos. En este momento de crisis hemos encontrado muchos espacios en los que la gente nos apoya, nos ha fortalecido mucho porque hay quienes se han sumado. Después de la crisis esto se va a quedar, varios micro grupos o grupos que estábamos separados nos vamos a unir, es una resistencia que se ha fortalecido gracias a la pandemia.

    ¿Si esas resistencias fueran un camino, cuál es el destino después de la pandemia?

    Daliri Puebla MX – En esta pandemia ha sido muy útil la caja solidaria de préstamos entre la familia. A través de la brigada lisa martínez, también trabajaron para apoyar a las trabajadores sexuales, desde el momento cero de la pandemia empezaron a repartirlo. Vivo en unb arrio rojo de mucha explotación, las trabajadores sexuales trans. Jaime que era quien lidereaba esa iniciativa murió contagiado de COVID. Las comunidades nahuas que defienen del río metlapanapa, las comunidades no dejaron de asistir el plantón donde se aseguran que no se contamine al río. A sabiendas de que ninguno estuviera contagiado, siguieron haciendo las guaridas, los recorridos al río e información a la comunidad. Están construyendo un municipio autónomo ahí. Otra resistencia cercana al periodismo que es lo que ejerzo, estoy acercana a ciertas luchas como la resistencia al Tren Maya. Aunque detuvieron las asambleas, han reforzado la formación y compartencia de saberes, la emergencia que significa el proyecto del tren maya, ciudades que quieren construir en medio de la selva para constuir un tipo de turismo explotador. En la región del Istmo, no han frenado, han seguido emitiendo cartas y comunicados, lo que yo veo es que la formación es esta esperanza, la compartición de experiencias. Valoro mucho esta llamada para compartir de manera transnacional, poder escucharles. También es un camino.

    Aldabi, Oriente CDMX MX – Una densidad muy ruda, los contagios suceden de manera masiva. La resistencia está guardada, casi esperando a salir, porque siempre estamos en pasmo. Unas compañeras están repartiendo despensas. Lo acá cercano. En México en varios pueblos como Cherán o Tepoztlán, comunidades de la CRAC en Guerrero, pueblos en Oaxaca, en diversas regiones recurrieron a sus estructuras comunitarias para hacer filtros pero también para abastecerse en la memoria. Cuentan las compañeras cómo le están haciendo en Cherán, dicen que tiene que ver con la defensa de sus bosque esy la lucha que hicieron contra el crimen organizado. Están usando su lucha y su estructura comunitaria, les está funcionando para frenar la pandemia. Creo que nos puede hcer reconsiderar, en la misma ciudad. No irse de la ciudad a atascar a los pueblos, aquí mismo tenemos otro tipo de lógica. Eso generaría un camino, esto podría derivar en una gran crítica en el modo de hacer ciudad, la crítica la metrópoli. Lo último es que sí es importante presionar al gobierno. Han ido apareciendo en las últimas horas. En Jalisco, en CDMX, hay una respuesta a la actuación policial.

    Amarela – México. Nosotras estamos acompañando migrantes a través de diferentes colectivas, (bueno mis colectivas, yo salí del aire por temas propios por un rato, pero de por sí ellas (las migrantes) y las colectivas de hospitalidad radical siguen operando a contracorriente, como siempre. En el mundo de la migración se fortalecieron los controles, salieron del closet leyes abiertamente fascistas, y las familias migrantes, como siempre, imaginando estrategias para aguantar y cuando menos lo esperamos todas, plas!, atacan, y pasan las fronteras. Una cosa que me impresionó mucho es que las resistencias de migrantes y colectivas (las de a verdad no la industría de las migraciones que viven del dolor de quienes se desplazan) pusieron en marcha estrategias para acuerparse en torno a caravanas de migrantes en sentido contrario. Familias enteras que en México y centroamerica, incluso venezolanas, regresaron, o deportadas con covid luego de meses de confinamiento en cárceles, o de forma «voluntaria» volviendo a caminar el tapón del darien pero en sentido contrario. Eso todavía no lo digiero. Ah, y hoy me siento muy triste, huele a las horas previas de Ayotzinapa, tengo mucho coraje por la violencia policial en esta ciudad y en Guadalajara.

    Lyn – Yo quiero decirle a nuestros enemigos, a los que nos quieren desaparecer, a los que quieren que desaparezcan nuestras resistencias. Nuestras resistencias no sólo son materiales, lo principal es que son subjetivas, lo hacemos por amor. Ellos pueden hacer estrategias para desaparecernos, pero nostros nos organizacamos y nos reproducimos como se reproducen los sueños, como se reproducen los revolucionarios, como e reproducen las feministas, como se reproduce el buen vivir. Aunque hayan momentos difíciles, los caminos serán más luminosos.

    Estos momentos de resistencia van a pasar, cuando podamos volver a la calle. Vendrán otras herramientas que hemos ido trabajando. Nadie puede dar lo que no tiene, dice una sanadora. Para mí es un camino individual y colectivo.

    Camilo – Me recojo emocionalmente Lyn en todo lo que dices. La cultura, el arte, hackear la cultura a través de otras narrativas que nos atraviesan la piel. Es muy lindo que estamos todas y todos, porque quiere decir que no estamos solos. De pronto lo que viene para pensar en el destino, es difícil pensarlo. Esta crisis está permitiendo que los gobiernos tomen decisiones que tengan impacto a futuro. Decisiones que se están haciendo en medio de esta pandemia, las leyes, el uso de los datos, las restricciones, la militarizaicón. Hay un contexto de recrudecimiento del que tenemos que ser muy conscientes. La práctica de hackear es una forma de pensar en otros futuros. Compartir altewrnativas es súper poderoso, deja en nuestra consciencia y nuestras formas de relacionarnos dispositvos para actuar.

    Dal – Me quedé pensando todo lo que dicen. El arte, la cultura, la comida, la siembra. Tengo un ejemplo que por un momento pensé que es individual pero es colectivo. Estoy poniendo un huerto en la casa, intercambiar conocimiento con quienes ya lo hacían antes, con las personas que saben de hidroponia, quienes saben poner algo y martillar en la pared. Entretejer saberes, caminos, pequeñas luces que veo en medio de esta pandemia. Compartición de saberes, experiencias. Ahora emprendo este gran reto de además del oficio que hago, iniciar a sembrar, adatpándome a mi situación. No quedarnos quietos y mirar esas luces.

    D0k – Quisiera retomar un poco esto de la pandemia. Me gsutaría comentar que ya desde hace mucho tiempo en los escritos del EZLN dicen que viviemos en condiciones de guerra no visible, no tangible. Una guerra económica. Me parece que una especie de pandemia ya se estableció desde hace muchos años. Una esperice de enfermedad que se establece de forma global, la crisis económica, la cuestión de vivir de una forma donde se privilegía el pdoer económico, el género: al macho y hombre blanco, una escala de privilegios. Esa es la pandemia que ya se instaló como normalidad, y ahora se trata de instalar una pandemia biológica como nueva normalidad. Está el listado de resistencias que se han vertido aquí. Hay más. Sin duda me parece que este listado son caminos, experiencias y conocimientos que son necesarios, ante estas formas normalizadas de conceibr la realidad, de vivirla. Me parece que en cuestiones de confinamiento obligado, en algún momento pasarán pero estas normalidades se están instalando. El camino de la resistencia es crear una alternativa a estas nuevas normalidades, o normalidades que se nos están imponiendo. Es un bonito ejercicio esto de hackear la pandemia y hackear las narrativas hegemónicas. En este tiempo es muy difícil porque hay mucha información y es fácil caer en una info alarmista, fascista. Es doble o triple trabajo ir desmenuzando la información – ya no sabemos en qué creer. Ir generando estas otras posibilidades que nos ayuden a leer. Crear otras narrativas, qué bonito ejercicoi el que se puede hacer por acá.

    Maria – El circulo de la palabra, activando la escucha, es autocuidado, es un acto político. Cuidado para las cuidadoras. Gracias por el espacio

    Eve – Que el proceso, el camino y el destino siempre nos lleve a una vida digna, a una vida que valga la alegría de ser vivida. Que el destino siempre esté lleno de oreja-corazona para que las estrellas se sigan conectado, para que sigamos constelando a nuestros propios ritmos.

    //

Viendo 1 entrada (de un total de 1)
  • Debes estar registrado para responder a este debate.