Inicio Foros Hackear la Pandemia Telar Narrativo – 27 de Junio 2020

  • Este debate tiene 0 respuestas, 1 mensaje y ha sido actualizado por última vez el hace 2 semanas por ning1no.
Viendo 1 entrada (de un total de 1)
  • Autor
    Entradas
  • #805
    ning1no
    Superadministrador

    #HackearLaPandemia 11

    Puedes ver el contenido anterior en https://hackeocultural.org

    #01 – 11 de Abril: https://hackeocultural.org/telar-narrativo/debate/telar-narrativo-11-de-abril-2020/
    #02 – 18 de Abril: https://hackeocultural.org/telar-narrativo/debate/telar-narrativo-18-de-abril/
    #03 – 25 de Abril: https://hackeocultural.org/telar-narrativo/debate/telar-narrativo-25-de-abril-2020/
    #04 – 02 de Mayo: https://hackeocultural.org/telar-narrativo/debate/telar-narrativo-02-de-mayo-2020/
    #05 – 09 de Mayo: https://hackeocultural.org/telar-narrativo/debate/telar-narrativo-09-de-mayo-2020/
    #06 – 16 de Mayo: https://hackeocultural.org/telar-narrativo/debate/telar-narrativo-16-de-mayo-2020/
    #07 – 23 de Mayo: https://hackeocultural.org/telar-narrativo/debate/telar-narrativo-23-de-mayo-2020/
    #08 – 30 de Mayo: https://hackeocultural.org/telar-narrativo/debate/telar-narrativo-30-de-mayo-2020/
    #09 – 06 de Junio: https://hackeocultural.org/telar-narrativo/debate/telar-narrativo-06-de-junio-2020/
    #10 – 13 de Junio: https://hackeocultural.org/telar-narrativo/debate/telar-narrativo-13-de-junio-2020/

    A partir del texto Estrategias Narrativas en tiempos del COVID-19, iniciamos un espacio virtual para discutir y cuestionar el discurso hegemónico de la Pandemia y encontrar antídotos narrativos que respondan a las necesidades de nuestras comunidades. Puedes visitar las conversaciones anteriores aquí.

    El sábado 27 de Junio a las 11h CDT (11h Ciudad de México, 10h Guatemala, 13h Buenos Aires, 18h Berlin) será la 11a sesión con el tema: “Los sueños como portales, otras realidades posibles”. Convocamos a quienes quieran sumarse a este circulo de la palabra virtual, un espacio para compartencia en tiempos de pandemia.

    El futuro es un territorio a defender

    Link llamada meet.jit.si/hackearlapandemia

    // Minuta

    Presentación de la llamada del día de hoy por parte de Andrea
    Proponemos que las personas se presenten con su nombre o seudónimo
    Las preguntas son:
    Durante la pandemia, cómo ha sido tu relación con el descanso, cómo ha afectado eso tus sueños.
    1. Durante la pandemia, dormido o despierto, cómo ha sido tu relación con los sueños.
    2. Si los sueños fueran un portal, qué hay del otro lado.

    // 1. Durante la pandemia, cómo ha sido tu relación con el descanso, cómo ha afectado eso tus sueños.

    Andrea, Totonicapán, Guatemala.: Guatemala, venía de una dinámica muy intensa y bastante teletrabajo; de alguna manera mi cuerpo quería parar y yo no podía hacerlo ya que hay ciertas dinámicas que demandan mucho de nosotras, me tomé un descanso y ahora estoy sanando físicamente. Al principio de la pandemia lo sentí muy bien y me fortalecí.

    Estos pasados días sí he tenido episodios de ansiedad por la noche. Seguía consumiendo alimentos que me dan mucha energía pero que mi actividad física no estaba requiriéndola. Desvelándome e interrumpiendo mis horas de sueño. Me ha tocado compensar la fuente energética. Esto ha afectado mis sueños de manera muy clara, he sentido desde el principio de la pandemia sueños muy intensos, la energía que se estaba viviendo de angustia al rededor mío, algunas representaciones de los sueños, empecé a tener sueños distintos e imaginarme ya despierta hacerme otras preguntas. Ha sido una relación permanente en mi vida, desde muy pequeña sueño y muy intenso. Mis abuelas interpretaban los sueños, recibían avisos, ha sido un ejercicio muy interesante para mi conectarme otra vez. Ha sido muy esclarecedor, motivo de replantearme algunas cosas.

    Karen, CDMX, México. A partir de este año empecé a trabajar en la secretaría de cultura, tuve muy poco tiempo yendo a la oficina, antes de eso llevaba muchos años como freelance trabajando con cuestiones de teatro y performance. Yo generaba mis proyectos y los gestionaba. Fue muy abrupto tener un horario e ir a un edificio todos los días. Los horarios empezaron a extenderse, no se respetaban los horarios de ir a la oficina. Se tomaba la disposición de las personas estando en su casa, se empezó a generar ansiedad, estar al pendiente del trabajo todo el día. Habian muchas personas que tenían temor de poner límites. Toma de conciencia muy importante sobre mi salud, situaciones complicadas que me hicieron aprender la importancia que tiene mi salud, yo requería poner límites. Fue difícil pero al final lo decidí, desconectarme a la hora del horario laboral. Otros compañeros se mataban terminando pendientes. Estos espacios que no contemplan la salud, quieren seguir produciendo. Hago deporte, ciclismo y correr en la montaña, el descanso es difícil si no hago actividad física. Comenzó a volverse un problema, hay mucho insomnio colectivo, hay una relación directa con el cuerpo. Cuando llega la noche, el cuerpo no ha tenido un desgaste físico profundo.

    Alessandro, SCDLC, México. Con la pandemia se está poniendo en la práctica un gran experimento de transformación del trabajo, somos sujetos de ese experimento. En el futuro vamos a tener que teletrabajar y acostumbrarnos al ritmo, estando en la casa es más demandante que por ejemplo ir a la oficina, tiempo de trabajo más definido aunque sabemos que en los procesos de explotación se demanda mucho más de lo estipulado. En la casa ese tiempo se extiende indefinidamente. Inicialmente eso me dio mucha angustia, esa transformación del trabajo se sumó con otras situaciones peronsales, la imposibilidad de relacionarme con otras personas por el encierro. Me estuve acostumbrando y disciplinando para trabajar horas definidas y no exceder con eso la preocupación del trabajoen horarios en los que no tendría que trabajar. Empiezo a leer esta situación de quedarse en la casa y trabajar desde casa, una situación que abre la posibilidad de nuevas formas de resistencia. Pensar la pandemia como una gran huelga general, cómo articularnos desde nuestras casas en procesos de resistencia y afirmación de un tipo de trabajo distinto, de un ritmo de vida distinto. Es una pregunta que me estaba planteando.

    Lucy. Jalisco, México. Ha sido muy complicado el tema del descanso, al inicio la ansiedad general lo que me provocó fue un nivel de insomnio muy extraño. No era no poder dormir sino cambiar el ciclo de sueño, dormir a medias, tener sueños muy intensos y muy peculiares, con mucha ansiedad detrás de ellos. Para mi soñar también es un proceso importante. Tuve un sueño antes de que empezara todo esto, he estado regresando a ese sueño. Soñé con un gran ritual que se hacía colectivamente, desde partes de África y Latinoamerica, en el que se ofrendaba el cuerpo de un mujer para volverse una especie de deidad, era una especie de transición, no era una muerte como tal pero no era una muerte. Era una especie de muerte colectiva, la gente al rededor comenzaba a morir y se construía un gran hospital de la nada en el que todos estabamos atrapados. Involucraba a un amigo que se enfermaba, se enfermaba de trabajo, de esta sensación de no poder no-hacer. La cura que encontrábamos para él era hacer una especie de ritual de fuego. Esto fue un poquito antes del inicio de la pandemia. He tenido imagenes en la mente, que se repiten en las noticias. El proceso de soñar ha sido buscar si vuelvo a ese sueño o si vuelvo a encontrar algo ahí. Sueño muy intensamente. Recuerdo mis sueños. Afectan mi relación con mi día y mis prácticas laborales y personales. Entonces he estado en este espacio dodne no descanso. Las personas con las que he hablado están muy cansadas. Eso refiere a otras sensaciones, a otros tipos de reconectar con otros espacios. Mucha gente considera que el tiempo de descanso y el tiempo de sueño como algo más que eso. Lo que significa para otras comunidades. Acaba de temblar, hace dos años cuando tembló en la ciudad de méxico, hice un catálogo de las personas que me decían que soñaban que temblaba. No solo soñaban que temblaba, soñaban también una especie de paralisis, no poder moverse, un mismo tipo de sensación física. Me pareció interesante como en este cuerpo colectivo ll
    ega a esos espacios. Intent

    Eve, Portales, Ciudad de México. Los extrañé, el espacio de escucha me ha ayudado a sobrellevar el sentir el confinamiento obligado. Es chistoso porque no pensé que se iba a tratar tanto del sueño onírico. Me hizo pensar en dos cosas. El descanso era algo que anhelaba, desde el 2017 habían sido años muy particulares, muchos duelos y pérdidas. Me trabajé y me intencioné un 2020 muy centrípeto, la verdad es que para mi no ha sido dificil. COmpañeras y compañeros cercanos, no nos han enseñado a politizar el ocio, el descanso también significa cargar energía. Vienen tiempos muy difíciles y es un momento para cargar fuerza. Esa grieta del sistema se está agrandando, los que vamos a trabajar toda´via en esto necesitamos cuidarnos. Saber que mi cuerpo es mi principal arma, tecnología, santuario, si no lo cuido yo nadie más lo va a hacer. Fue muy sano para mi poder marcar límites, soy de ese sector privilegiado que aún tiene trabajo al menos hasta el final de este mes. Esto del descanso también es algo que se tiene que hablar en colectivo. Cuando necesites desconectarte no necesitas 24/7, necesitas cuidar tu vida y la de los demás. Seguí con mis rutinas, mis rutinas me han salvado la vida. Son sanas, lo he aprendido con el tiempo y con los putazos de la vida. Poder dormir y alcanzar un sueño profundo, tenemos alterado el sistema nervioso. No tomo tanta cafeína, salgo a la bicicleta, marco mis horas de trabajo, no siento culpa judeocristiana. Siento que he podido descansar, conciente de que vienen tiempos más cabrones. Me habia intencionado un año hacia adentro, hacia mi, si no estoy bien conmigo no puedo trabajar con otras y otros. El sueño es vida, si no se revitaliza se desgasta el cuerpo.

    Paloma, Jalisco. CDMX. Me resuena mucho lo que dicen ustedes, el descanso también es una cosa muy fundamental, cuando no descanso me pongo irritable. Tengo problemas para dormir porque me da ansiedad. Me agarran epocas donde me levanto en la madrugada, mi descanso está muy cortado. Generalmente durante esos episodios, me pasa que cuando me vuelvo a dormir sueño cosas muy intensas. Antes de la pandemia traía un ritmo de vida bastante agitado, ahora me hace falta un poco la actividad física de mover el cuerpo. Estar en otro espacio mental, esta cosa de confinarnos en un espacio, es cansado. En esta pandemia he soñado con mis exparejas, papas, amigos, personas con las que vivo. Cuando fue el terremoto en México, soñé con la ciudad de méxico, soñé que me subía al metro, no soñé que temblaba tal cual. Yo puedo soñar estando en un ambiente estresante y no estresante, siempre me ha parecido un.

    Lyn Valenzuela, Cd Guate. El descanso ha sido dificil, mucho insmonio, bastante cansancio sin poder descansar. En un recorrido a estar muchas horas en la casa, a reflexionar sobre los cambios cotidianos, a la adaptación del trabajo. El no-descanso, me recuerdo lo de Guayaquil, pensando en ellos y el aprovechamiento de las empresas y el gobierno, esa sensación de incertidumbre, el retroceso de lo ganado en el derecho de las mujeres, se ha ganado un enfoque familista, se ha elevado la carencia, el sarampion, el dengue y el coronavirus con la gente más pobre. Esta palabra que tomo prestada: esto que está pasando es un aforocidio, se vive en el cuerpo y en el pensamiento y en la subjetividad el cansancio, es difícil despegarse de la realidad guatemalteca y mundial. Poco a poco nos vamos haciendo más resistencia, durmiendo más horas. Olvidé una situación que me ha interrumpido el descanso, me dio dengue y no pude descansar.

    Andrea. Los abuelos le daban un nombre muy concreto al susto. Sentirnos miedosos y cómo este miedo también penetra en los sueños, justamente como cuando dormimos profundamente se nos desprende nuestra alma. Hay personas que cuando estamos dormidas y dormidos, podemos perder nuestra alma. Dentro de esta cosmovisión en mi pueblo, nos dicen que nuestras energías están acompañadas de otras energías, nuestro jaleb que le llaman al alma, han habido personas que cuando duermen este jaleb sale, hay por esta razón dentro de la cosmovisión, animales que pueden hospedar el jaleb, acompañada con la energía del nahual, tu esencia, la razón por la que sigues vivo. Cuando hablamos de los sueños, físicamente en la tradición maya el jaleb está en la boca del estómago, en k’iche’, le llamamos el ukuch anima, el sentimiento, la parte del estómago y la boca del estómago se podría traducir al lugar donde sentimos. Hablar de los sueños y del descanso dentro de nuestra cosmovisión, tiene que ver con otros sentidos y otra capacidad de percibir la realidad física. Tenemos otros sentidos. Oler, tocar, sentir, degustar, nabal: presentir, nojbal: pensar, chumabal: pensar e idear, quichbal: sentir verguenza. Todos estos sentidos pueden ser afectados por un susto y un momento complicado, son sentidos que además tienen memoria. Para los abuelos no era complicado relacionar los sueños con lo que viene, el poder entender que estamos construidos de muchos sentidos y cada sentido tiene memoria y los sueños son el resguardo de la memoria, los espacios de comunicación. Es un tiempo de desarrollar esos otros sentidos, el colonialismo interno también nos duerme.

    Offray. Estoy muy cansado, mi reacción tiene que ver con angustia, sueños profundos sin mucho descanso, la coronapedia fue muy demandante, organizar información al rededor de esto. La vida docente es cansada, seguir apostando por áreas autónomas. Colonialismo virtual, facebook, google, tratando de captar los datos de la gente a través de la. Cuando escribo código, organizo. Usar otras plataformas que no sean restrictivas. En los sueños pude viajar a lugares donde no me movilicé este año por la pandemia, me encontraba con gente que quería visitar. Lo onírico pero también lo lúdico, juegos de rol, interpretar personajes y contar narrativas, rehacer y salvar mundos futuros e imaginados para hacer sentido a este mundo que está muy extraño. Esa ha sido la relación entre mucha demanda laboral y resistencia desde escribir códigos. Insomnio existencial, pero ahora duermo hasta tarde, sueños lúcidos, dormir tranquilo, agradezco este espacio para pensar en la pandemia de otras maneras. Gracias.

    // 2. Si los sueños fueran un portal, qué crees que hay del otro lado.

    Andrea. Par ami los sueños han sido alertas, señales. Representar la necesidad de la prudencia. Mi trabajo me ha puesto en situaciones complejas, he recibido sueños que me han hecho tomar decisiones que me han salvado la vida, me han hecho cambiar una decisión sobre algo que iba a afectar mi integridad. Siempre son señales de vida los sueños. Han sido importantes porque son la capacidad que tenemos de conectarnos, con todo eso que no podemos contactar cuando estamos despiertas y despiertos, en la cotidianidad. Espacios bonitos de conocer y explorar otros mundos. Me ha tocado tener otros sueños, donde he soñado lugares y luego los vivo en la realidad. Son conexiones con otros mundos, energías de vida. Del otro lado cuando son portales, son la posibilidad de habitar otros mundos que en mi materialidad cotidiana no puedo.

    Offray. Yo creo que tiene que ver con resetear la máquina de métáforas que tenemos en la cabeza, por fuera de la razón y la linealidad. Abrir la puerta a ese mundo de metáforas distintas e historias no lineales, mundos posibles. Mi trabajo tiene que ver con código y esas cosas, pero no creo en los absolutismos, el totalitarismo es muy peligrosa, los sueños pueden cuestionar la razón, los mundos no concebidos desde la linealidad, la causalidad de otras cosas, lógicas e ilógicas. Si fuera un portal, nos conectaría con esos mundos, no forzosamente como los conocemos pero que también tienen sentido.

    Amarela, Xochihuston, México. Me interpelan las preguntas, son un tema para mi, el sueño es la mejor medicina para una condición que habito. Es el remedio para un 80% de mis males corporales y emocionales, es al mismo tiempo un privilegio. Estan escuchando, soy mamá, una relación con la maternidad como mis estudiantes sobre el amor romántico, es difícil. Habito una animalidad que se sostiene del estar alerta por mis crias y mi tribu, es todo un tema. Ser mama es un pedo los primeros años, eso también cambia tus ciclos de descanso. Sueños. Practicar nada como un ejercicio de militancia propia. Vengo de una genealogía de militantes, está muy sacrificado el autocuidado. Estoy intentando desapegarme de estos discursos que fueron necesarios por la batalla complejísima, las batallas se compartimentaron como los enemigos. Hay treguas que nos dan un ratito de aire. También son treguas que una se puede tejer como privilegio, algunas de la temporada pasada, tuvimos aquí. Judith buttler se quedjó pendeja con lo que pasó en esta casa, habitar ese ejercicio de hiper vulnerabilidad de mi vida cotidiana. En eses sentido, después de que nadie murió aquí, como soy funcionaria con un trabajo fijo, logré un sueño entre onírico y delirante, conciliar. Acabo de servir la comida que me toca a mi, inmediatamente después habito mi vida de profe, no tengo que perderme el experimento que están haciendo mis niños en el patio. Ha sido el confinamiento del gozo, la posibilidad de conciliar mi vida laboral que me apasiona, con mi maternidad que sucede en un mismo espacio. TOdos trabajamos en temas de educación, formación, dedicado hacia el otro, la comun-idad. Laculpa cristiana y también la culpa leninista. Cambio y fuera.

    Paloma. Para muchos no es fácil hablar de los sueños, yo suelo soñar mucho despierta. Desde niña soy una persona muy fantasiosa, eso está muy castigado en la cultura occidental. Tengo mucha culpa con fantasiar porque siento que me quita tiempo de estar en el «mundo real». También las fantasías son un mundo real, lo que exista en la imaginación no implica que no pueda suceder. Creo que soñar es importante no solamente porque dormido o despierto, soñar tiene que ver mucho con otras posibilidades de habitar y construir el mundo, de existir. Son portales que son a realidades más crueles, como cuando tengo pesadillas, pero también a realidades mucho más habitables, amables, idílicas. Creo que a muchas personas nos parece que hablar de los sueños es hablar de algo muy intimo, que sí lo es, pero compartir los sueños ha sido una manera de recordar que otras maneras de imaginar son posibles. El cerebro no piensa de forma lineal, imaginar cosas que no tienen por qué ser ordenadas, se me hace muy padre. Los sueños son los mundos que quiero construir, así es como los interpreto.

    Karen. Esta pregunta se me hace muy interesante, más que compartir una experiencia, tengo otras preguntas. Siento que las veces que logro recordar mis sueños, tienen una potencia importante en mi dia a dia. Evaluar aspectos de mi vida cotidiana, pero son muy pocas las veces que recuerdo mis sueños. Pocas veces he tenido una rutina que me permita recordarlos. Me gustaría saber si tienen hábitos que les ayuden a recordar sus sueños, logro identificar que con las prisas, si no me doy un tiempo de sobrecama, puedo recordar lo que sueño. No poder recordar mis sueños.

    Eve. Qué curioso la pregunta de Karen porque escuchando qué hacer, el habito que emecé a tener en 2012. Soñaba tanto que quería recordar mis sueños y tenía mi libreta al lado de la cama. Escribía todo. Escuchando a las ancestras, este que escribí tiene que ver ocn mi mamá. (lee un estracto de su bitácora). Ese cruce entre la realidad, los deseos, lo onírico y lo proyectado. Después me dio un poco de miedo porque escribía sin filtros ahí y lo que estaba era fuerte. Me hicieron remembrarme, voy a regresar a esta libreta, escribirlo nos ayuda a remembrar. Era yo la que trabajaba en el fonca y centro de la imagen, los personajes y la gente tienen que ver con la que yo fui. Siempre he dicho que mi mamá es una pitonisia, no sé cómo lo haga pero siempre me ha dicho las cosas y se han cumplido. Cuando ella decía que mi abuelo la visitaba cuando estaba dormida. Me he acercado mucho a ella para decirle que no hay nada malo de eso, que este temor a otros sentidos, la intuición. No tenerle miedo a los sueños, hoy soñé un partido mundial de mujeres y cómo quedaron campeonas las chicas de neza. Estoy trabajando una serie de mujeres en el deporte, cómo se conecta esto con mi sueño.

    Jorge. Cd Guatemala. Me cuesta hablar ahorita, hace mucho tiempo que no recuerdo lo que sueño. Ya son muchos años que perdi la capacidad de recordar mis sueños, no tengo mucho que opoinar mas que las experiencias de otras y otros. Se me hace triste opinar sobre este tema, me cuesta pelear con esto, lo he dejado así.

    Nikté. Muy conectado con lo que habían hablado en las participaciones anteriores. En mi experiencia con los sueños, lo que más me cone3cta con ellos es el recuerdo de ellos. Alguna vez intenté anotarlos como hace Eve. Mucha gente me lo ha convidado, me cuesta mucho trabajo llevarlo a las palabras, es muy sensitivo guardar su recuerdo. Nos conectan con el tiempo de otra forma, pasado, presente y futuro. Otras formas de sentir el tiempo que solamente de manera vivida lo entendemos. Antes de dormir, en ese letargo en el que sigues adormilada, recuerdo sueños que tuve días pasados o sueños que tuve en la niñez, hace años. Eso me impresiona mucho, llegan un momento antes de dormir. Entonces he pensado mucho en esto que han platicado antes, los sueños son resguardo de la memoria, es un portal para recuperar mi niñez, mi pasado, los sueños también pueden ayudarte a recuerar y guardar tus herencias. Los sueños se heredan. Hay cosas que no nos hacen sentido, pero tienen vínculos con nuestras personas cercanas, cuando alguien tiene una unión contigo; es muy impresionante estar en los sueños de otras personas. Qué ahcer para recordar los sueños, no tendría un consejo preciso, tratar de recordar las sensaciones antes y después de dormir. Me gustaría preguntar si alguien hace habitos para preparar lso sueños, también qué hacemos ante los sueños que son pesadillas. Los sueños no deben quedar encerrados en nosotras o nosotros, los sueños que sean eso, una posibilidad de habitar otros lugares que no podemos físicamente.

    Lucy. Tengo varios ejercios que hago. Llevo muchos años de hacer varios ejercicios, recuerdo cosas y sueños de hace mucho tiempo. Hago mapas con mis sueños, visito los mismos lugares desde hace muchos años. Lugares muy interesante. También se relacionan al trabajo que hago. Hace un par de años estuve soñando mucho con Atenco, con el lago, con las frases que me habían dicho compañeras que habían estado en la represión, soñaba mucho con este lugar que nisiqueira conocía, eso me llevó a decirle a un amigo que aquí anda, que me llevara. Eso me llevó a uno de los procesos de trabajo más bonitos que he tenido en mi vida. Fue una confirmación muy importante de que ahí había una forma de escuchar desde otro lado. Tengo una amiga de sudáfrica, nos andamos soñando la una a la otra, soñamos cosas importantes de la vida juntas. Eso ha sido también muy interesante, he tenido sueños de ella, se los cuento y no me hacen sentido, ni siquiera son en mi idioma, a ella sí le hacen sentido. Cuando no tengo lo recursos emocionales para conectar en lo físico, ha sido una forma de resolver problemas. Mi recuerdo más lejano fue un cocodrilo, sigo soñando con ellos. Casi no he tenido pesadillas en mi vida. También se desató un proceso distinto después de estar en la Sierra Rarámuri. Además del espacio, los sueños son como una propiedad colectiva, la gente en la mañana te pregunta qué soñaste, tienes la opción de decir la verdad o echar un chascarrillo. Es este espacio colectivo y comunal, la gente opina sobre tus sueños, te dice qué tienes que hacer con base a eso. Si sueñan contigo asumen que ahí estabas, esa relación diferente con la vida me movió mucho, me hizo asumirlos como una parte de la vida. No los analizo, me han llevado de portales, agujeros de gusano, a personas, luchas, espacios diferentes, poesía, resistencias, agua, fuego, rituales. Hay posibilidades muy interesantes que oculta el mestizaje de a huevo. Quisiera saber si sí se heredan. No los anoto pero sí los cuento, me sirve mucho contarlos.

    Offray. Sobre los hábitos de sueño, tengo estos insomnios existenciales. Existe algo que se llama salud del sueño, la forma en que usamos las pantallas y cómo debemos usarlas al final del día. Para quienes tenemos dificultades para dormir, uno debería apagar pixeles azules y prender pixeles rojos. Si estamos en pantallas y no apagamos estos filtros, el cerebro va a seguir produciendo melatonina. Hay filtros que permiten cambiar la luz de las pantallas antes de dormir.

    Andrea. Después de los sustos aparecen trastonos de sueño y sueños de persecución. Insomnio. Son episodios de amnesia, somatizados los temblores, delirio de persecución, snetimientos de culpabilidad, verguenza, que distorsionan nuestra visión sobre nosotros mismos. A estos sustos, a uno le ponían una pizca de sal y un vaso de agua fría. Algo que hacía mi abuela, si alguien se caía o te asustabas y te caías de algun lugar, echar agua donde casite, beber un poco de agua. Usar la ruda, en un vaso de agua tibia un vasito de ruda. A mi siempre me ha funcionado la ruda mojada o inhalada con alcohol, remedios que tienen que ver con curar los sustos. Pesadillas o afectaciones en el sueño. Vividos recientemente procesos que nos han alterado. Cuando tendemos a ocultar nuestras emociones, hemos arrastrado esto sin darles tratamiento. Es difícil de la recuperación, se requieren otras terapias, medicinas con plantas, pero también un aspecto espiritual donde los abuelos hacen ceremonias. Yo vi una muy fuerte durante una exhumación de pesronas desaparecidas de la guerra, los abuelos ayudaron a curar el susto de esta comunidad por la violencia, se pudo levantar el espíritu, el jaleb, ahí nos hablaban los abuelos de ayudar a regresar a casa, nuestra capacidad de regresar a casa. Les voy a dejar un enlace a un libro muy importante para poder identificar algunos remdios y tratamientos ancestrales kich’es, tratamientos que se pueden hacer en casa.

    Eve. Quería compartir que a veces no entendemos cómo funciona el cuerpo. Empecé a usar la meditación, un aparatito que se llama inspirómetro, un tubito con bolitas. También aprendí la importancia de la glándula pineal, la princpal función de ella es regular el sueño, si mi cuerpo ve afuera sol te dice actívate, estos malos hábitos viendo el celular, viendo las stories, la glándula pineal necesita no tener estímulos de luz. Desconectarte dos o tres horas antes de dormir, hacer ejercicios como no exponiendo a la luz a horas que no se deben, para que no se atrofie. Salir al sol para que te de el solecito. El estímulo visual, la práctica que hacemos, despertar y ver el celular, acostarse y ver el celular, ritmos impuestos por el neoliberalismo. Conocer su cuerpo, los remedios que hablaba andrea, del susto, sanación con plantas, romero, ruda, rosas. Está chido ver esta parte orgánica y del cuerpo, entenderlo cómo funciona.

    //// Temáticas:

    1. Telepresencia, trabajo
    2. Espacios de ocio
    3. Pandmeia y privacidad
    4. Don’t go back to normal – Articulaciones Norte-Sur
    5. Distanciamiento, temor de parte de los cuerpos. Relación con la el cuerpo, el placer.
    6. Privacidad, extractivismo de datos.
    7. Futurismos / futuro /

    /// Recursos:

    https://dontgobacktonormal.uk

Viendo 1 entrada (de un total de 1)
  • Debes estar registrado para responder a este debate.