A partir del texto Estrategias Narrativas en tiempos del COVID-19, iniciamos un espacio virtual para discutir y cuestionar el discurso hegemónico de la Pandemia y encontrar antídotos narrativos para responder a las necesidades de nuestras comunidades.

El siguiente texto es una voz colectiva que surgió a partir de preguntarnos: qué estrategias de resistencia nacen en el hogar en tiempos la crisis del Covid-19. Encuentro virtual del sábado 16 de Mayo de 2020, aquí puedes leer la minuta extendida.

¿Qué es lo que la pandemia y el aislamiento social te ha hecho cuestionar sobre el hogar?

Soy una mujer k’iche
He podido cuestionar la distribución de trabajo de cuidados
fuerte ver que no se valora cuando se está
a excepción que haga falta
En los años que tenemos de convivencia
hemos ido ayudando a nuestro padre
si este confinamiento hubiera ocurrido hace 10 años…
hemos tenido herramientas para criticar desde la ternura

cuestionar los privilegios de tener garantizadas muchas cosas
la casa, la comida
La idea de hogar y de familia
hay niñas ancianos, hasta hombres
que padecen violencias
la autonomía tiene que ver con atender
tu comida, tu limpieza

Tomar la palabra

Desde la sierra Juarez
ha sido muy particular
lo que ha revelado sobre el hogar
por primera vez en esta comunidad
se empezaron a cerrar las comunidades alrededor
ya no hay un espacio cotidiano
para conseguir víveres
los lunes y los viernes
en el hogar eso ha reflejado
¿qué necesidad tenemos para podernos alimentar?
Planear mucho mejor
cómo nos vamos a distribuir las tareas
ir, hacer las compras
Nos obligó a la idea de tener que sembrar
como el sembrar pareciera algo tan lejano
por haber habitado la ciudad
pero en los momentos de crisis
retomar ese diálogo de la tierra

Común
desde Alicante país valencia
península ibérica
Yo entiendo el hogar por dos vías
el espacio físico y las personas
la importancia de la distribución de los espacios
las viviendas
la falta de los espacios colectivos
en la ciudad se hace la fiesta de los rellanos
en un pueblo
casa grande
la parte de la naturaleza
Me ha salvado la huerta de verano
Empecé a plantar patatas
Conectar la vivienda con la naturaleza
la autonomía
la soberanía alimentaria
Las personas con las que convives
adaptarnos
cuidarnos
y empatizar con esas personas
que igual no son ideológicamente afines
Ha sido importante los vínculos
de abajo a abajo
apoyo mutuo entre los vecinos
cocer mascarillas
empresas que se reconvirtieron

Desde Xochihuston
variadas sensaciones
mi cuerpo, mi casa, mi tribu
mi avatar, comunidades reales virtuales
encarnadisimo el patriarcado
he sido objeto de exigencias de roles de género
un privilegio epistemológico
me siento contenta de haberme retirado del neoliberalismo académico
criar a mis chamacos
me hace más sentido
que cantar un paper en un congreso
me he desapegado de la práctica
de empresaria de mi misma
Hay de todo
días me asfixian los relatos de mis estudiantes
sobre iztapalapa
días de solo limpiar la casa

No solo sobre
las tareas
es el primer lugar de disciplinamiento
el encierro nos ha obligado a estar en casa
se ha vuelto un espacio de confinamiento
esas reglas son necesarias para sobrevivir
se imponen sobre el cuerpo
sucede desde el nacimiento
se nos ha impuesto una manera de ser mujer
de ser hombre
No conocemos otra manera
más que las que nos enseñan en casa
personas que no tienen hogar
en el cual refugiarse
se ve exacerbado en las ciudades

La experiencia vivida con mi pareja
vivo en la ciudad de Guatemala
he estado organizada desde hace muchos
el trabajo que requiere muchas horas
nuestro hogar significa llegar
muy cansados, cansada
las dinámicas sociales se nos quedan prendidas al cuerpo
la convivencia en la casa se vuelve a momentos
hay una serie de cambios
parece tan sorprendente
ahora sembramos lechuga, rábanos, cilantro
tomate
compartimos las tareas
reorganización y limpieza
estamos las horas aquí
Estamos aquí
Nuestra vida ha cambiado
y va a empujar
con los protocolos con nuestras compañeras
compañeros, familiares
no solamente en espera del gobierno, estado
¿que vas a hacer para hacer un mundo distinto?
practicandote
lleno de solidaridad
intercambio

En el oriente de la ciudad de México
en municipio más densamente poblado del país
en una ciudad más populosa, en barrios
compañeros otomíes me decían ¿Cómo va el arresto domiciliario?
a pesar de que no hay ley tan dura en la movilidad
Se meten a tu casa desde tu pantalla
a administrar tu tiempo, tu vida
cómo está disparando emociones chidas
estado excepcional también en el sentimiento
Ya sabemos de vecinos
también tenemos compañeros que han fallecido
el temple y la paciencia están metidos en el hogar
la serie de tensiones
desde el respeto, el cariño, lo común
Hay formas de resistencia en las casas
Se piensa hasta cómo sembrar
los techos, los tendederos
volver a cuidar plantas, hacerlas brotar
la palabra hogar viene del fuego
a quién se le ha asignado que tenga prendido la hoguera?
es inequitativo
habitar tiene que ver con tener
casa viene de algún término hebreo
que significa tejer
no es la construcción de lamina
madera, cemento
también lo que estamos haciendo acá

Areguá, Paraguay
fue increíble la coincidencia
el 9 nos mudamos a un nuevo lugar
10 y 11 se declara confinamiento
mudanza de la familia y el mundo
Aparte de organizarnos fue una oportunidad
de rediseñar nuestro hogar
para la autosuficiencia
iniciamos una huerta
construimos un horno
la olla popular se hace en el barrio
desde hace dos meses
se alimenta 400 personas
esta salvando de un estallido popular
ahora no podemos encontrarnos
a nivel virtual imposible
empezamos campañas de solidaridad
nuestro hogar se convirtió en depósito
mascarillas para campañas
es un ahorro de energía no tener que estar yendo al trabajo
estamos explorando trabajando desde aquí
estuvimos parados
reinventando formas de hacer economías solidarias
un abrazo

Como categorías sociales se mueven
el fuego ha sido significante
para todas las sociedades
el fuego en medio de la cocina
el fuego interno que compartimos
esas relaciones humanistas
de lo que queremos convivir y vivir

Desde Jalisco
con un sol tremendo
definir el tema del hogar y la casa
más allá del espacio físico

he estado viviendo en tres casas
mi pareja, mis rumis, mi madre

cada espacio social me suscita algo diferente
relaciones distintas
casa como entramado
tejido

relaciones que nos sostienen
no me preocupa estar encerrada
si estás encerrada es porqué estás segura
quienes no lo están son quienes no están seguros

me ha hecho pensar con más calma, bajar la velocidad
estos espacios físicos, como los transformamos
para ser espacios de lucha
un huerto en casa
recolectar agua

cómo está geografía de estas casas
está hecha para esa dinámica
tenemos que transformarla
sembrando
haciendo pan
este año va a ser complejo
el desconfinamiento no va acabar
va a ir transformando nuestra relación
con el hogar con la gente
formas de sacar a ese hogar
de ese sistema
ponerlo al servicio
de nuestras familias consanguíneas,
escogidas, de la comunidad

Compartimos esas conversas
en casa, de lo que nos duele
recordar que estas luchas son trabajo
que necesitan que estemos dialogandolos
en colectivo
las cosas tan potentes que logra este trabajo
de amor a la vida

Cuando uno tiene un techo lo puede compartir
ha sido parte de tejer solidaridad
el distanciamiento no implicado una ruptura
de las redes cercanas

Lo que has reflexionado o cuestionado sobre el hogar ¿Cómo lo has resuelto? ¿Qué dicen esas acciones sobre la comunidad-hogar que quieres habitar?

Mi casa se volvió un laboratorio para imprimir caretas
ha sido una bodega para alimentos
aprendimos a hacer un desinfectante biodegradable
nos hemos inventado múltiples mecanismos
para mantenerla desinfectada
colocar dispositivos para saneamiento
generar la seguridad queda cuidarnos
no esa seguridad de militarizarnos

Yo creo que no he resuelto nada sobre las cosas que me incomodan
también es válido tomarse el tiempos
ocuparnos
el hogar ha sido un territorio de resistencia
creo que es uno de los espacios que hay que rescatar
de esta sociedad patriarcal
pienso en las mujeres que no están seguras en su casa
el encierro ha traído suicidios por depresión
es algo que he ido trabajando desde hace años
la repartición de tareas no se puede lograr en dos meses
la violencia machista no se va acabar en dos meses
Este encierro es un gran momento
para empezar a construir espacios dignos de vida

Hace varios años
conocí a una compañera que llegó a los zapatistas
se lo planteó hacerlo desde la parte personal
empezar por su casa
habló con sus hijos y su esposo
decidieron establecer cambios
esta situación lo pone más evidente
solamente

Durante toda esta pandemia
se dice que es una oportunidad
de momento de cohesión, aprendizaje, cambio
todo esto no va a ser por obra y gracia del espíritu
va a ser conflicto, no va a ser un camino de rosas
va a haber trabajo
lo más revolucionario es construir
crear espacios de
crear nuevos vínculos sociales
no patriarcales, en harmonía
aprender a defendernos colectivamente
replicar espacios
Mucho trabajo de hormiguita.
Esta organizadas
R que R, R que R
el huerto me ha salvado
estoy reconstruyendo una casa
aca cerca
me ha salvado irme a picar piedra
Espero para la próxima pandemia estar ahí
un hacklab rural
una trinchera
Los hogares son trincheras de resistencia
más anti-sistemas que nunca
articulado con otros hogares-resistencia-trinchera
en otros lugares.

Desde Colombia
situado en el corazón de Bogotá
en el barrio armenio
en estos días de aislamiento preventivo
he estado saliendo regularmente
Me pregunto en el tema del hogar
este espacio nos ha permitido reflexionar
vivo solo
a kilómetros 500 de mi casa
soy de la costa
no son solo
Estas cuatro paredes en las que habito
que comparto con 4 personas
que no son de sangre
hemos compartido café, una comida
sentirme en el hogar
en el territorio, en mi barrio
tiene que ver con que hemos venido reflexionando
sobre cómo el sistema
que a veces no sabemos cómo se come
sobre el cuidado del otro
el cuidado conmigo mismo
mi casa primaria que es mi cuerpo
y ese cuidado lo reflejo
en la tierra
el espacio que habito
la finca, la huerta
ese cuidado
¿Cuál es nuestro hogar?
la tierra
la relación con el otro
con los árboles, con el agua
Desde mi apartamento
día tras día el aire ha ido cambiando
las copas de los árboles
en las noches pájaros cantando
ese hogar se ha ido llenando
estoy inmerso en un ruido del carro, de la gente
de una vida que camino sin saber para donde voy
que el hogar se extiende
inmenso sentido de la solidaridad
el acompañamiento
Cómo volvimos los que creemos que somos citadinos
en un espacio tan pequeño nos sentimos acogidos
seguros.
esto nos cambió la vida
definitivamente
y afortunadamente

Desde oaxaca México
va siendo visto dependiendo de la geografía
como de la situación
estuve en casa de mi mama, con la abuela
aquí en la ciudad, vivo sola
hay una condición distinta
el hogar es esa convivencia
estar durante el día con ellas
estar con otras implica una convivencia en muchos sentidos
se comparte la comida, la cercanía
implica con quienes compartimos el espacio
en el pueblo quienes están cerca es la familia
en la ciudad quienes están cerca son
los vecinos
mirar la realidad
podemos tener mucha información de lo que pasa en
méxico, oaxaca, tanzania, alemania
pero no sé quiénes de mis vecinos tengan síntomas
la imposición de fronteras
pensando en nuestro cuerpo
con el aislamiento que nos separa
hay un miedo, vemos a los otros como enfermo
¿Cómo generar un nuevo equilibrio?

Buenas
de un rincón del sur de alemania
estas semanas largas
significaron mucho aislamiento
vivo sola
desde muy pequeña me mude muchas veces
tengo una interrogante
¿qué significa para mi el hogar?
el cuerpo como el hogar
yo sentí en estos tiempos
tuve la oportunidad de caminar mucho
no había nadie en el camino
la relación con la naturaleza en una primavera que desbordaba
fue como sentir hogar, mi familia
que está regada por 5 países del mundo
una parte de mi corazón también está donde yo viví
forma parte de mi hogar
Mostraba apertura, las personas se abrían al saludo
a la sonrisa
no se usó máscaras
el hogar y la formas como se construye
no se circundan a un espacio geográfico
que puede ir de un lado a otro
y va construyendo vida
ahí donde le toca estar

Son también las relaciones y las personas
hemos resuelto a distancia la enseñanza
recibir otro tipo de información
estar en otros tipos de diálogos
mi hogar está en muchos lados
mis amigos que están lejos
ir trasladando el cariño
la preocupación
esa sensación extraña
repartido por varios lados
hemos resuelto con el cuerpo muchas cosas
prácticas que antes no consideraban útiles
meditación, yoga, reflexión
aceptando la situación extraordinaria
la posibilidad de hablar a distancia
y que nos dé sustento

CLICK AQUÍ PRÓXIMA LLAMADA #hackearlapandemia

Día(s)

:

Hora(s)

:

Minuto(s)

:

Segundo(s)

#HackearLaPandemia

Un virus ha puesto en jaque el sistema económico – social – espiritual hegemónico. La pandemia del COVID-19 logró frenar en seco la cotidianidad de una parte del mundo, pero también puso de manifiesto el alcance de las desigualdades sociales y la enorme tendencia a la concentración de la riqueza.

Como narradores, cuenta cuentos, artistas, comunicadores, radialistas, periodistas, hackers culturales, tenemos una responsabilidad sumamente importante en la crisis extendida que se avecina: hacer de lo radical un sentido común, crear relatos que agrieten los muros, que abran la ‘imaginacción’ para crear otros futuros posibles. 

Lee las estrategias narrativas

Si aún no lo has hecho, te invitamos a leer el documento #HackearLaPandemia ‘Estrategias Narrativas En Tiempos de COVID-19’.

La intención de estas reflexiones, es compartirlas con aquelles que lo encuentren útil en su trabajo como narradores, no intentan ser verdades ni adoctrinar a nadie, tomen lo que les sirva y cuestionen lo que no resuene. Ninguna idea es nuestra; pueden compartirlas libremente, copypastearlas, malinterpretarlas, remezclaras o proponernos cambios o adiciones. 

Conéctate con hackeo cultural

11 + 4 =