A partir del texto Estrategias Narrativas en tiempos del COVID-19, iniciamos un espacio virtual para discutir y cuestionar el discurso hegemónico de la Pandemia y encontrar antídotos narrativos para responder a las necesidades de nuestras comunidades.

El siguiente texto es una voz colectiva que surgió a partir de preguntarnos: el regreso a la siembra, la alimentación como medicina. Encuentro virtual del sábado 23 de Mayo de 2020, aquí puedes leer la minuta extendida.

1. Cómo ha reaccionado nuestro cuerpo a la alimentación durante la pandemia. Qué nos dice sobre otras formas de sanar, qué acciones hemos tomado.

Totonicapan Guatemala
Rotar la palabra
Es un reto, disfruto del glutamatomonosodico
el cuidado que necesito
un cuerpo inmunizado
Luchas de soberanía alimentaria
el origen de los alimentos
señales de alerta, las partes del cuerpo que duelen
estas prácticas incrustadas en nuestra cotidianidad
de mi cuerpo, sanar la tierra
una conversación en mi cuerpo y en familia

Luchadoras
agradezco el haber podido parar un poco
esta noción de autocuidado es difícil
la oportunidad de cocinar
disfrutar desde la cocción
disfrutar ese ritual que se ha visto minado
compañeras y compañeros que cultivan
meterme de nuevo en los supermercados
me da un poco de miedo
regresar a esa “normalidad”
ritmo de caballo desbocado
no quiero perder ese ritual
cocinar es como hacer collage
disfrutar la soledad

Espacio autogestivo de siembra
en un barrio de Xochimilco
ha retomado mucha más fuerza
reflexiones desde este lugar
Momentos de ansiedad
reflexionar las otras crisis
otra forma de pensar este sistema mundo
empezar a buscar otras herramientas
agroecologica
al final alimento es medicina
este espacio ha calmado
empiezan a ser espacios de reflexión
la vida del huerto depende de la chamba
ojalá lloviera, como llovio ayer
poder sanarnos con todas las plantas
entrelazarnos entre todes

Hace siete años que estoy viviendo en Buenos Aires
organización barrial en las villas de la ciudad
cambió bastante
ollas populares, ver las medidas del alimento
cocinar para 300 o para 1
cada uno de nuestros platos
los días que me quedo en casa
comer menos, más lento
alejarse de la ansiedad
voracidad es exagerado, pero ese estilo
con algo más tranquilo, agradecido
sentir que el cuerpo responde
pum el organismo se apaga
concentrar la sangre
las yerbas medicinales, vengo experimentando con ellas
Hay un brote de dengue muy grande
descubrir hierbas con efectos antifebriles
protección de vasos,
entregarse a las propiedades
más ahora
los hospitales con puertas cerradas y las respuestas bruscas

He teletrabajado hace años
a partir de ese momento empecé a perder peso
no tanta comida chatarra
cocinar más
la cocina tendría que ser más comunitario
en muchos casos, en muchas casas
siempre ha sido tema de mujeres
la ciudad nos ha impuesto ritmos
cuestiones tradicionales sobre la comida
mucha gente re-aprendiendo a cocinar
que fuera un tema comunal
una preocupación de las personas
en las manos de las abuelas
las mujeres, mamás
tendrían que intervenir más 

La experiencia de la alimentación viene de tiempo antes
yo cambie
intentando reducir este desperdicio
frutas en vez de frituras
pequeños cambios muy constantes
llegue a mejorar
mi ritmo de sueño
afición a desvelarme
acostumbrarme al sueño
me empecé a sentir mejor
la calidad de vida
todo eso vino a amplificarse
el tiempo de poder estar en casa
vino a transformar
la estoy viviendo en pareja
entre dos es más fácil
los desechos de producimos
los horarios, los ritos
proceso curativo, sanador

Ciudad de méxico
el rancho electrónico, azcapotzalco
mi ritmo no cambio
somos bien fritangueros
el encierro y la depresión
subí de peso
debería haber formas comida que transportar
¿cómo balancear eso?
lo primero que ves es la gordita, el taco
el entrenamiento
empieza por retomar las herramientas
repositorios
¿Cómo encontramos esas mediaciones?
que no se quede en el uno
te toca chingarte 3 kilos de verduras
tiene que pasar por conocimiento
¿Qué hacen las yerbas?

De Guatemala, en Berlín
el hecho de estar tan lejos
uno de los tantos hogares
la memoria
es un monton de ingredientes
los atesoras
he recuperado recetas de familia
Chuchitos, tamalitos de maíz
la cocinada en grupo
hace la vida más llevadera
razones distintas
ha estado organizando la forma de distribuir
el bloqueo que le hicieron a la coca cola
lento retorno a la cocinada en común
en ese horizonte comunal, organizado, de barrios
para desmontar esa malnutrición

Saludo desde el semidesierto Ñu saavi
Colectivo pitaya negra,
venimos trabajando
Antes que iniciara esto
Fitoterapia ñu saavi
propiedades curativas, alimentos, frutas, plantas
En la mixteca oaxaqueña
el municipio más pobre
propiedades curativas, preventivas
mercado auditivo
elevan y estimulan el sistema inmune
consumo del aguamiel y el pulque
y la pitaya zinc, selenio
huerto fruticola medicinal
un paso hacia la soberanía alimentaria
generar un huerto donde contengamos
pitaya, jiutiya, cactaceas del desierto,
hierba de la hormiga, el sauco, el copal
replicar el modelo en casas
patios, azoteas
merezcan la luz del sol y la luna todas

Michoacan Morelia
me han llegado reflexiones
resonando pensamientos
la diversidad de narrativas
basada en plantas
hay narrativa de que la carne es esencial
semillas de calabaza
la triada mesoamericana
la siembra de maíz, frijol, calabaza
depende que lugar del mundo estés
el consumo de plantas no ha traído pandemias

Los leo comiendo
desde la muy seca guadalajara
mi relación con la comida ha cambiado mucho
descubriendo otras comidas
con las luchas del territorio

Allá en atenco me decían que sólo quería la barbacoa de pato
En la pandemia, me tocó un momento donde estaba cuidando mucho la alimentación
Cocinar en pareja se siente como un ritmo

Una amiga que tiene contacto con productores locales
Se está pudriendo la comida
Se puso a hacer distribución
He estado disfrutando muchísimo
Huertos caseros

Se siente más local
La posibilidad de alimentarnos
Así, en colectivo
La ciudad es una masa de cemento
Pero no era así, estaba lleno de ríos y bosques
Espacios comunitarios donde se siembra
La necesidad de alimentar esta ciudad es muy fuerte

Más pienso en cultivar
Apoyar procesos que ya existen
Defender el agua

La cocina y la cocción como estos momentos
para regresar a la lentitud
Uno nace en un mundo en crisis
pero este momento nos da un momento

Desde la Sierra Juárez
ser huido de la ciudad méxico
vivo en una comunidad de 500 personas
agarró a mucho que estaban de visita
nos tuvimos que organizar
conseguir los alimentos, en los mercados
para cocinar, para todas y para todos
regresar
a lo más básico
da luces lo lejos que están estos lugares de la ciudad
en crisis hay herramientas
las tres hermanas
mirar tecnologías de hace miles de años
son las que han mantenido viva a gran parte de la humanidad
sin olvidar que hay quien está pasandola muy mal
banderas blancas, gente pidiendo comida
son ambas cosas
hermosura de las alternativas
hay que resolver la estructura que está haciendo pasar hambre

Guatemala, viviendo en Berlín
trabajo en proyecto de moneda local
como muy rápido
este cambio de temporalidad
He intentado ser más consciente
más presente cuando mastico
degustar de las cosas
Una lucha interna
nos rotamos las cenas
esos proceso de comunidad
comer la creatividad de otras personas
pupusas, recordando sus enseñanzas
en Alemania el centro del imperio
ha afectado a los granjeros, fragilizados
hay suicidios cada dos días
muertes invisibles
Venden a cadenas localizadas
Las estructuras acá ya no dan.
Se abren los imaginarios
¿Cómo cortarla y generar autosuficiencia?
reciben estos privilegios no tienen manera de reflexionar
cuando sí son estos hipsters
¿Cómo cambiamos estos?

Sal de la costa chica, que trajo la tía picihi
que sus compañeros de lucha afrodescenduentes compatieron
miel de comalcalco que produce la tía miri con comunidades tabasqueñas
café de coopcafé que no hace daño
xarcutería de unos alemanes oriundos de tepepan que tienen su tiendita
hortalizas de los chinamperos de Xochi
Todo junto, con sus esfuerzos con chamba de cuidados
cocinas es imaginar
el desafío de lo que imaginan tus pupilas gustativas

El oriente de la ciudad de méxico
millones de personas apretaditas
decidí no beber alcohol, no comer azucares
hay fuerte tradición panera
leche, quesos
tuve una serie de cosas en el cuerpo
si tengo algún bichillo vamos a dejar de alimentarlo
ando así hace dos meses
cambio radical en el cuerpo
¿cómo me siento?
jaquecas que no se activan
dejan de entrar la coca cola y la bimbo
efecto desenvenenante
un privilegio comer tortilla con frijoles, hierbitas
frutos y verduras de reventa
la manera de cocinar y las inequidades
especialmente con mi madre
aloes, savila, se han vuelto parte de la alimentación
quisiera sembrar nopal
¿Qué tanto del ultra consumo también es parte de las grandes crisis?
aceites, alimentos, granos, berries, bayas a nivel masivo
Hay mucha hambre en la ciudad
despensas indignadas
gente con letreros de pedir ayuda
Pueblos originarios
no hay uno que no esté retornando
vuelta a la tierra intensa
por la necesidad, hay organización
el tema de las plantas está siendo delicado
los compañeros presos tsotsiles
todos tienen covid
están teniendo que ver como la lidian con una que otra plantita
cuerpos colectivos, cuerpos individuales

Monterrey, pueblo bicicletero
relación con cuerpo, tierra, animales
contingencia, me ha apoyado no tener desbalance
la lentitud me ha ayudado a sanar
la relación con lo que me rodea
siempre estar apresurade
esta lentitud que ha traído el estar en contingencia
hacer la comida
tomarme el tiempo
ampliar el significa de cenar

Desde wallmapu
la tierra ñuke mapu
nos llama, nos invita a escuhar
el silencio es solo aparente
nada es estático, se transforma
alimento sea nuestra medicina
la sabiduria de nuestra madre
lxs abuelxs
no es cuestión de derecho o legalidad
es dignidad y subsistencia
herencia cultural
como un magnetismo que trasciende la razón

La mente calla
lo más visceral aflora
el único objetivo real nos compone y compartimos
nuestra proyección hacia el sol
quien le da la espalda
genera sombra sobre sí mismx

¿Qué dirían las semillas y la tierra? 

Agua, agua limpia, agua sin veneno
Somos la resistencia en su más mínima expresión
Ocupa que llueva
seguieramos resistiendo, guardadas a que caigan las lluvia de esperanza
sigamos mirandolas, aprendiendo de ellas
más animales caminan con libertad, nos reproducimos en mayores plantas, respiramos mejor, oportunidad de fluir
somos el principio y esencia de la vida
Les perdono a ver si aprenden y atesoran esto en su cabeza, corazón y vida, salud
tiempo de sanar, aprender a nutrirnos, desintoxicarnos
Te olvidaste de cuidarnos, te seguiremos nutriendo
cuidame que yo te cuido
la soberanía alimentaria
no se dejen envenenar
ser saludables es juntas
no se olviden de los rituales de lluvia
tu fuente de vida
acá estamos para que sigan aprendiendo
observando
somos uno mismo
la vida toma tiempo
el viaje para seguir resistiendo toma tiempo
vida somos
vida damos
vida queremos
No queremos estar emparentadas con las transgénicas
Salgan del monocultivo cerotes!
que se acabe la soberbia del antropocentrismo
también soy comunidades de plantas
animales, tratando de estar en equilibrio
eligieron bautizarnos pero se olvidaron siempre fuimos vuestras madres
somos el pasado, también somos el futuro
se ha hecho tiempo para escucharnos, aprovechenlo
se requiere rituales, fiesta compartencia
y agradecimiento

CLICK AQUÍ PRÓXIMA LLAMADA #hackearlapandemia

Día(s)

:

Hora(s)

:

Minuto(s)

:

Segundo(s)

#HackearLaPandemia

Un virus ha puesto en jaque el sistema económico – social – espiritual hegemónico. La pandemia del COVID-19 logró frenar en seco la cotidianidad de una parte del mundo, pero también puso de manifiesto el alcance de las desigualdades sociales y la enorme tendencia a la concentración de la riqueza.

Como narradores, cuenta cuentos, artistas, comunicadores, radialistas, periodistas, hackers culturales, tenemos una responsabilidad sumamente importante en la crisis extendida que se avecina: hacer de lo radical un sentido común, crear relatos que agrieten los muros, que abran la ‘imaginacción’ para crear otros futuros posibles. 

Lee las estrategias narrativas

Si aún no lo has hecho, te invitamos a leer el documento #HackearLaPandemia ‘Estrategias Narrativas En Tiempos de COVID-19’.

La intención de estas reflexiones, es compartirlas con aquelles que lo encuentren útil en su trabajo como narradores, no intentan ser verdades ni adoctrinar a nadie, tomen lo que les sirva y cuestionen lo que no resuene. Ninguna idea es nuestra; pueden compartirlas libremente, copypastearlas, malinterpretarlas, remezclaras o proponernos cambios o adiciones. 

Conéctate con hackeo cultural

3 + 14 =